imagen pr

LA IMAGEN PERSONAL QUE PROYECTAS TAMBIÉN COMUNICA

 

La Imagen Personal como motor Comunicativo

 

Probablemente causar buena impresión dentro de nuestro entorno tanto laboral como social, es una de las tareas más olvidadas de nuestro día a día. En ocasiones, numerosas actividades ocupan nuestro tiempo, olvidando o restando importancia a la principal  tarjeta de visita, nuestra marca personal, es decir, a nuestra propia imagen.

 

Hoy en día, tenemos que ser conscientes, de que cuidar nuestra Imagen Personal, no es algo superficial que no sirve para nada, cuidar cada detalle de nosotros mismos nos ayudará a abrir puertas, a generar buenas impresiones y sobre todo a proyectar a través de la vestimenta y la expresión aquello que queremos transmitir, ya sea seguridad, experiencia, nivel cultural, educación, autoestima…

 

Los aspectos de la Imagen Personal junto a la comunicación no verbal, son fundamentales  y han de estar tan presentes en nuestra actividad profesional, ya  que la imagen que transmitimos, es lo que perciben los demás de nosotros.

 

Proyectar siempre la Imagen Personal idónea y correcta es aportar un valor añadido y aumentar el éxito en nuestras relaciones.

Al hablar de imagen personal, no solo hablamos de vestimenta y no solo nos referimos a llevar el traje adecuado o los zapatos limpios, dentro de nuestra imagen personal también es importante cuidar cada detalle de la expresión corporal, los movimientos, el lenguaje y sobre todo controlar nuestro tono de voz. El conjunto de todo es lo que hará de nosotros nuestra propia marca, nuestra propia identidad.

 

imagenprsonalSe consigue tener una buena imagen personal a través del estudio de nuestro entorno y de nosotros mismos, y sobre todo se consigue tener una buena representación propia cuando entendemos y nos apropiamos de nuestra correspondiente imagen, ya que mientras sea impuesta en nosotros como una pauta o norma, no resultará efectiva. Es decir, la Imagen Personal exitosa se dará cuando una persona genere una buena imagen dentro de su entorno, estilo y forma de vida.

 

El éxito se dará cuando estemos cómodos y seguros con  la propia imagen. 

 

Puedes llegar a ser un gran orador y sin embargo como te dirijas  a tu público con un traje o cabello inadecuado, puedes restar credibilidad o dar al traste una reunión o presentación.

 

En definitiva, el mayor valor de la Imagen Personal es lo que se llega a comunicar a través de ella, aportándonos a nosotros mismos seguridad y sobre todo  generando a los demás buenas impresiones.

 

Recordad las palabras de Oscar Wilde ‘‘No hay segundas oportunidades para dar primeras impresiones’’  😉

 

En un segundo post, os daremos algunas claves  para vestir adecuadamente para cada ocasión en tu entorno laboral.