Sky-Line-19-1024x768

EXHIBES STANDS EN FERIA?

 

ALGUNOS ERRORES  A EVITAR

 

Exhibir con un stand en una feria supone mucho esfuerzo y requiere del trabajo de muchas personas. Sin embargo en muchas ocasiones hemos visto que se comenten una y otra vez los mismos errores, ya sean compañías grandes o pequeñas, y tenerlos en cuenta puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de la inversión. 

 

No planificar con tiempo: Seguro que todos estamos hasta arriba de trabajo en la oficina, pero si no planificas la feria con 6 meses o incluso un año de antelación para las ferias más grandes, puedes ir derecho al fracaso.

 

No hacer marketing pre-feria: Comunica! Invita! Dinamiza! ¿Cómo esperas que un montón de gente se presente en tu stand si no les cuentas que te encuentras en la feria? Los visitantes no pueden perder el tiempo. Comunica a tus clientes tu asistencia.

 

No contar con profesionales: Todo el mundo tiene un cuñado o amigo que sabe usar Photoshop, pero eso no significa que sea diseñador. Lo barato sale caro, así que recurre a profesionales que sepan lo que hacen.

 

No respetar fechas límite: La feria te puede imponer fechas límite; respétalas y ahorrarás dinero.  Ten presente los tiempos que te marca la empresa que produce el stand. Un stand se puede hacer en dos meses, y también en 3 semanas; pero con más horas extra y más servicios urgentes… Más caro.

 

Stand sin renovar: También los stands se rompen y estropean. Hablamos de decoración efímera. Pequeños detalles son los que diferencian tu stand del de la competencia. Puedes reducir costes de otras formas, sin afectar al ROI. Renueva tu comunicación  a través de tu stand!  Además no es nada recomendable, si siempre cuentas lo mismo a tus clientes…

 

No fidelizar a tu proveedor: Te acuerdas solo meses antes de la feria, de tu proveedor y montador de espacios? Te estás centrando en el precio de las cosas y no en la inversión? Cuida a tus proveedores. Elabora un plan anual, crea alianzas, comparte estrategias y cierra acuerdos que os beneficie a ambos, todo es sumar!   

 

Falta de Creatividad – Malos gráficos: ¿Has visto alguna vez en la carretera un cartel lleno de textos? Es difícil de leer, ¿verdad? Con los stands ocurre igual.  Los gráficos deben captar la atención rápidamente y dar a conocer la empresa. 

 

No tener un plan B: Y si te falla un miembro del equipo? La pantalla o el proyector de tu stand, se han estropeado? El cátering no ha llegado? Qué harías? Piensa en todas las situaciones  previamente  que te puedes encontrar y ten preparado un plan de acción.

 

Exhibir con el tamaño incorrecto: Una cena para 12 en una mesa de 6 puede resultar incómoda. Quizás te has sentido así en un stand muy pequeño. Adapta el tamaño de tu stand según el tamaño de la feria.

 

No formar al personal del stand: Todos necesitamos formación continua, así que forma a tu personal antes de cada evento, incluso a los más veteranos.

 

Enviar a la persona equivocada al stand:  No es buena  idea. El tiempo es escaso en una feria, así que necesitas a los mejores en tu stand. Evita tener personal inexperto.

 

No conocer a tu público objetivo: ¿Sabes qué porcentaje de directores, consumidores o prensa habrá en la feria? Has organizado encuentros one to one? Elabora previamente tu propia base de datos de asistentes y potenciales para tu compañía y organiza encuentros en los días de feria con aquellos que más te interesen. No todo depende de un gran presupuesto. Aprovecha la ocasión para organizar encuentros distendidos y creativos.

 

Error en la Comunicación: Tienes que comunicarte  con diferentes públicos?  No es lo mismo convocar a la prensa, que a una institución. O bien transmitir diferentes mensajes a directivos o consumidores de tu producto o servicio. Prepárate bien con un plan de comunicación para convocar, atender, responder y agradecer a tus diferentes públicos y  situaciones.

 

Falla el trabajo en equipo: Evita falta de comunicación y organización entre departamentos. Reúne con tiempo a los equipos de ventas y marketing, elabora un plan para que ambos equipos trabajen y colaboren como uno solo. Organiza e Ilusiona! Estimula e Involucra!   

 

No contar con la tecnología: La tecnología es fundamental.  Conexiones, pantallas, iluminación de bajo consumo, efectos visuales, etc… Abraza la tecnología para conectar mejor con tus visitantes.

 

Olvidar las redes sociales: Cuántos de tus clientes potenciales utilizan las RRSS?  Seguro que la gran mayoría.  Promociona por tanto, tu asistencia a la feria.  Toma fotos y tuitéalas; haz videos y súbelos.  No solo interactuarás con aquellas personas que os visiten al stand, generarás interesantes intercambios de información, hasta es muy posible también de  nuevos seguidores y en función de cómo enfoquéis la comunicación,  la experiencia que se transmitió en vuestro evento, durará más. 

 

No cuidar a tus clientes potenciales: A día de hoy, la mayoría de visitantes vienen preparados y con amplios conocimientos. Se han preparado antes de la feria y saben lo que quieren. Tú también deberás estarlo, será fundamental organizar una agenda de networking para todos los días de feria, con aquellos más potenciales para tu compañía.  Saber recibir correctamente,  atender todas sus necesidades, serán algunas de las claves para lograr tus objetivos.

 

No hacer seguimiento de los contactos: Contactar de nuevo con los leads obtenidos en un stand incrementa las posibilidades de venta. Establece un sistema para hacerlo y así no perder ninguna oportunidad.

 

No hacer marketing post-feria: La continuación del seguimiento a los leads. Esos contactos que no has convertido en clientes, algún día lo pueden ser si siguen sabiendo de ti periódicamente.

 

No medir resultados: En un juicio hace falta la evidencia para ganar el caso. Así que al volver de un evento, ¿cómo puedes demostrar que ha tenido éxito?  Necesitas medir tus resultados.

 

Obsesionarse con los fallos: Las reuniones han salido mal o perdiste una oportunidad con un cliente muy importante… Sigue adelante y planifica mejor la próxima feria.  Apunta para futuros eventos, lo que salió bien y lo que no. Aprende de tus errores.

 

No tomar notas: No confíes en tu memoria!  Recibirás muchas tarjetas,  anota  aquellos detalles que te ayuden a identificar a tu contacto cuando realices el seguimiento.

 

Olvidaste celebrar tu éxito?  Ha sido todo un éxito y has alcanzado los objetivos? Premia el esfuerzo y los resultados! ve a celebrarlo con tu equipo  Lo merecéis!  😉